La casa del pan II

La historia oculta tras su construcción.

Josefa Somoano y José Ceñal, originarios del concejo de Parres, fueron quienes tuvieron la iniciativa en la construcción de la vivienda.

Este matrimonio tuvo 6 hijos, de los cuales 4 de ellos emigraron a Cuba con el proposito de ganar dinero para que a su vuelta a España les esperase una vida más acomodada. Josefa y Jose, quienes administraban el dinero enviado por sus hijos, decidieron en el año 19201 construir La Casa del pan.

Al fallecimiento del matrimonio se realizó un reparto equitativo de la herencia quedandose Pepe con la cuadra y la tenada; María con la primera planta de la casa; Lino con la planta baja y Encarna, Celia y Fernando se quedaron con las fincas que rodeaban la edificación.

En 1971 Lino Ceñal adquiere en propiedad la primera planta de la casa, la cuadra y la tenada. Con el transcurso del año se traslada a la vivienda con su familia y en 1979 adquiere las fincas, convirtiendose así en el único propietario de la vivienda, y realiza una reforma para incorporar un baño a la casa.

Imagen proporcionada por Mauro Palacio Ceñal, hijo de María del Carmen. Se pueden apreciar al completo La Casa del pan, la cuadra, la tenada y todas las parcelas.

Tras el fallecimiento de Lino su primogenita María del Carmen Ceñal Somoano hereda la vivienda, que se convierte en segunda vivienda y poco a poco va cayendo en el olvido.

Finalmente, la familia Intriago adquiere en fecha 6 de mayo de 2017 a la anterior propietaria la Casa del pan.

1 Según consta en la Gerencia Territorial de Catastro la edificación fue construida en 1920.